25 de octubre de 2015

TU TERCER CUMPLEAÑOS

TU TERCER  CUMPLEAÑOS
Hoy cuando finaliza Octubre y estás a punto de  cumplir mi tesoro tres añitos, tu abuelo el que suscribe, quiero relatar las maravillosas sensaciones y vivencias que durante este tiempo estoy viviendo. Me gusta y me cuesta escribir y estas líneas es como un humilde regalo para ti.
Yo en mi niñez a la hora de intentar dormir pensaba en los angelitos ahora para coger el sueño sólo con pensar en ti, es suficiente, ya que me envuelve en un estado de placida felicidad, que me lleva a conciliar el dulce sueño.

No hay mayor estado de felicidad que cuando paseamos, tú me coges la mano y me preguntas cosas, yo te enseño los grandes  y sencillos  misterios de la vida, como la salida y el ocaso del sol, las nubes negras que traen agua, la gran bóveda del cielo al caer la noche con sus estrellas,  la luna. Vamos a la biblioteca esa palabra que tan graciosamente pronuncia, después me pides ir a la iglesia ya conoces las imágenes de las vírgenes, La de los Dolores, La de las Nieves, la del Rosario, sabes que hay que estar en silencio y poniéndote el dedito índice en la boca para que impere el silencio.

Ya estás en el colegio, sin aun habiendo cumplido tres años, tu entrada en el Manantial que así se llama dicho centro, ya es para mí un sitio especial, simplemente por estar tú,  eres el referente de las cosas bellas en mi vida, eres mi alegría, mi ilusión, prueba de ello es que cuando paso por un parque, cuando paso por un supermercado (sesión de juguetería) sólo pienso en ti.

Yo no creía que a mi edad  fueras tú quien  me volvieras a enamorarme de la vida, que como una regresión a mi pasado  me hace trasladarme a mi ya lejana  niñez, se que son menudencias, simplezas, cosas de viejos, el  AMOR hacia ti es lo que me hace   cantar  canciones  como “En mi casa hay un patio muy particular, cuando llueve se moja como los demás… “etc. etc. Ya termino este pequeño mensaje, para que dentro de poco tú puedas leer estos pensamientos míos en el cual tú eres el epicentro de este escrito. (Me inspira tanto que hasta rima esta última frase). Cuando estamos a finales de Octubre del 2015, lo dicho mi niña que eres la brisa limpia y fresca que acaricia mi vida. Muchos besos de tu abuelo Pepe, como tú me llamas.



1 comentario:

Francisco Jose Cuevas Gordillo dijo...

Preciosa narración. Como "lo escrito, escrito queda", seguro que ella lo leerá en un futuro próximo. Mientras tanto, a seguir disfrutando de su infancia, que ya vendrán etapas más complicadas.